Estudio confirma que tener una hermana mayor te hace más feliz y te convierte en una mejor persona

Anuncios

Una hermana comparte su sangre contigo y está evidentemente conectada a ti. Cuando es la mayor, ha estado ahí desde el principio, cuando eras sólo una niña inocente que no entendía los chistes de las películas de “mayores”.

Te conoció antes de que fueras genial y aún así encontró la manera de que le gustaras.

Tener una hermana es como tener un mejor amigo de mayor edad que vive en la misma casa que tú. No sólo hace que las fotos familiares se vean alegres y completas, también hace que tu vida sea así.

Anuncios

Una hermana mayor es, y será por siempre, el mejor regalo que tus padres te pudieron haber dado.

Es en esos momentos cuando aparece tu hermana y aunque en algún momento pensaste que no podrían llevarse bien por sus diferencias o por las veces que alguna tomó la ropa de la otra, te advierto que eso queda atrás debido a que tener una hermana mejora tus habilidades sociales.

Además, según un estudio realizado por la Universidad de Brigham Young, explicaron que tener una hermana te protege de sentirte sola, tímida e incluso temerosa y que en un futuro tendría como consecuencia una protección a la depresión.

Los resultados también demostraron que tener una hermana mayor promueve la salud mental positiva, mayor capacidad de comunicación, poder resolver de mejor forma los conflictos e incluso ser más empáticos con el entorno.

Laura Padilla-Walker fue la cabeza de la investigación. En el estudio del vínculo entre hermanos, este resultado es completamente novedoso. “”La relación entre el afecto de los hermanos y las buenas acciones fue dos veces más fuerte que la que le pueden dar los padres”, concluyó.

De esta forma, entendió que “no sólo los padres tienen influencia en la vida de sus hijos, también los hermanos, haciéndolo de manera única”.

10 Hechos científicos sobre nuestros hermanos y hermanas que de seguro ni te imaginabas

1. Los hermanos menores viven más y poseen un carácter más simple

La investigación británica de YouGov demostró que la secuencia del nacimiento forma la personalidad. Así, los hermanos menores fueron reconocidos como más creativos y serenos que los mayores, los cuales a su vez eran más serios, racionales y responsables.

Además, los científicos notaron que los hermanos más pequeños, en promedio, viven más. Esto se liga con su actitud positiva constante, y menor estrés y responsabilidades que los mayores.

2. Los hermanos menores son más extrovertidos

Los psicólogos lo relacionan con que los hermanos menores, desde la infancia, se acostumbraron a tratar con los mayores. Ellos son obligados a hablar mucho para atraer la atención y llegar a lograr acuerdos. Frecuentemente, tal extroversión, hace a los hermanos menores más exitosos y figuras públicas.

3. Las hermanas reducen el riesgo de la aparición de la depresión

La hermana menor o mayor te protege de una sensación de soledad, culpa, ansiedad y depresión, así se menciona en la investigación de la Universidad de Brigham Young. La autora principal del estudio, Laura Padilla-Walker, dice: “La hermana es un factor fuerte de protección para nuestro sistema nervioso. Especialmente en el período de la adolescencia”.

4. Los chicos que tienen hermanas tienden a coquetear constantemente con las chicas

Jeffrey Kluger, en su libro “The Sibling Effect: What the Bonds Among Brothers and Sisters Reveal About Us”, describió varias investigaciones en las cuales estudiaron cómo las personas se comportan durante las citas románticas rápidas. Durante el experimento, se detectó que la mayoría de los hombres que crecieron con hermanas se comunican mucho mejor con el sexo opuesto que aquellos que lo hicieron con hermanos o fueron el único hijo de la familia.

Algo que se descubrió sobre las mujeres que tienen hermanos, como escribe Kluger, es que “la mayoría de las chicas no son tan serias y se muestran más abiertas en la comunicación con el sexo masculino”.

5. Los hijos mayores tienen más riesgo de ser alérgicos

Especialmente, se trata de una alergía alimentaria. Un centro médico de Japón realizó una investigación, en la cual se entevistaron 13 mil niños entre las edades de 4 a 14 años. Descubrieron que los hermanos mayores, a menudo, sufrían más de alergias alimentarias, conjuntivitis y problemas con las vías respiratorias que los menores.

6. El 70 por ciento de los padres y el 65 por ciento de las madres, a menudo, dan preferencia a uno de sus hijos

No, eso no significa que a un hijo lo quieran más que al otro. Pero los padres, en general, no pueden tratar a sus niños de la misma manera. Por ejemplo, los mayores obtienen más privilegios y libertad que los menores, pero les dan más clemencia a los pequeños, lo que es casi inaccesible para los más grandes.

Además, uno de los hijos normalmente cumple los sueños y aspiraciónes del padre, por lo que logra captar su buena voluntad, y el otro hace exactamente lo mismo pero con su madre.

7. Los hermanos mayores se distinguen por un nivel de IQ más alto que los menores

Esto puede sonar injusto, pero los niños que nacieron primero, por lo general, poseen una ventaja intelectual significativa.

Como suponen los científicos, es todo debido a que los hermanos mayores a menudo dedican su tiempo a enseñar a los menores, fortaleciendo así sus propios conocimientos.

Sin embargo, existe otra investigación en la cual se dice que muchos hijos menores se alinean por el nivel de IQ con los mayores, cuando llegan a la edad de los 12 años.

8. Cuantos más hermanos tengas, menor será la probabilidad de un divorcio en el futuro

Los investigadores de la Universidad de Ohio demostraron que cada uno de tus hermanos o hermanas menores reducen la probabilidad del divorcio de los padres en un 2 por ciento. Como dice el autor del estudio Donna Bobbitt-Zeher: “si tienes más hijos significa que posees experiencia y preparación para una vida familiar, por eso hay menos probabilidades que la futura familia se disuelva”.

9. Cada hijo siguiente en la familia será más bajo que el anterior

Una investigación a gran escala de 14 mil niños británicos detectó una tendencia interesante: en aquellas familias donde había más de 4 hijos, cada siguiente bebé nacía con un centímetro menor que el anterior. Es decir, la presencia del hermano mayor literalmente te impide crecer en tu estatura.

10. Un hermano o una hermana menor mejora tu salud

De acuerdo con una investigación de la Universidad de Michigan, si un niño a la edad de 4 años se convierte en un hermano mayor, entonces el riesgo de obesidad se reduce drásticamente.

A menudo, después del nacimiento del segundo hijo, los padres tratan de corregir sus errores, especialmente de alimentación y hacen su elección en favor de comida más saludable. Por lo menos así creen los autores de dicho estudio.

(Visited 148 times, 1 visits today)

Dejar un comentario